POLICÍAS Y CALIDAD DE VIDA

El trabajo policial tiende a ser considerado como estresante y peligroso, lo que conlleva problemas de salud. A su vez es exigible que la actividad policial sea ejercida por personas que dispongan de estabilidad psicológica para que actúen profesionalmente en el ámbito de la seguridad pública.
La calidad de vida es definida por la OMS como”la percepción individual de la posición en la vida en el contexto del sistema cultural y de valores en donde vive y en relación a sus objetivos, expectativas, normas y preocupaciones.”
Entre las variables asociadas al constructo calidad de vida están los estresores organizacionales y operacionales del trabajo, la exposición a desastres, la percepción de lo traumático del desastre, los rasgos de personalidad, estilos de afrontamiento del estrés, la depresión, y padecer una enfermedad física.
Entre las propuestas de mejora de la calidad de vida en Policías establecen la Identificación del estresor y su reducción (trabajo), entrenamiento en el manejo del estrés (individual), asesoramiento u orientación en el lugar de trabajo.
Puedes encontrar más información en la publicación del COP, “Calidad de Vida en Policías”, un artículo de Claudia C Morales-Manrique y Juan Carlos Valderrama-Zurián:

Continuar leyendo

Estrés en las Unidades de Intervención Policial

En la página anterior, hablábamos de los incidentes críticos que en el transcurso del trabajo pueden afectar a la salud mental de los agentes. En esta página se hace eco de un artículo de Miguel y Carlos López sobre el estrés relacionado con el trabajo en los policías, manifestando la vinculación entre estrés y morbilidad de la enfermedad cardiovascular. A su vez se evaluó la asociación entre el estrés laboral y el síndrome metabólico en la UIP, el estrés relacionado con el trabajo induce al síndrome metabólico con las características del sueño en policías, concluyendo que la mala calidad del sueño puede afectar la salud mental de estos profesionales.
La vigilancia periódica de la salud física y psicológica de los agentes, y más de algunas especialidades con mayor peligro es indispensable para la detección del riesgo, con respecto a la intervención, programas de promoción de la salud en el lugar de trabajo, la jornada y turno laboral que concilie los intereses laborales y personales, la formación en gestión emocional y de problemas, así como la continuación de investigaciones que den luz a esta problemática, se hace indispensable para la intervención.
Más información en:

Click here button

Continuar leyendo

INCIDENTES CRÍTICOS

Acabamos de ver los problemas de orden público acaecidos en Cataluña a consecuencia de la publicación de la sentencia del proceso de independencia.

Las Unidades de Intervención Policial de la Policía Nacional (mas conocidas como antidisturbios), junto con las Brimo de los Mozzos fueron la fuerza humana que trabajaba para que las manifestaciones transcurrieran sin incidentes, tratando de evitar algaradas callejeras, y que el resto de la población continuara funcionando con normalidad.

Se define INCIDENTE CRÍTICO como: “Eventos con un gran impacto emocional capaces de afectar los recursos de afrontamiento habituales de las personas o grupos que en circunstancias normales, se comportan de manera eficaz o al menos sin verse afectados (Uriarte y Parada, 1998)”

Incidentes en los que el policía participa activamente con peligro para su vida o integridad física, como sucedió en Barcelona con cerca de 300 agentes heridos y varios de ellos muy graves.

Si al aspecto central que ha sido el peligro personal de los agentes, le sumamos escasez de medios (materiales y humanos), jornadas laborales extensas, actuaciones fuera del ámbito geográfico natural, residencia , manutención e indemnizaciones por razón del servicio cuestionables, e intervenciones de la jefatura policial y política que dejan mucho que desear… hay un caldo de cultivo óptimo para que el policía pueda desencadenar problemas de salud, cuyo única resistencia es su propia psicología, el cumplimiento del deber y el apoyo de la sociedad.

En estos casos sería deseable aparte de la satisfacción de todas las necesidades de primer orden arriba expuestas, hacer exámenes de vigilancia para la salud psicológica, evaluaciones psicosociales de las Unidades, debriefing psicológicos, análisis de la intervención operativa, y centros de recursos para orientar a los agentes. Esto redundaría en la prevención de riesgos laborales, en la promoción de la salud de los agentes, así como en un servicio público de calidad.

Para terminar habría que analizar el contexto de la intervención, sabiendo que lo que sucedió en Cataluña no fue un problema de orden público, sino un problema político, eso sí, en el tablero de juego no estaban los políticos, sino los policías contra una parte violenta del nacionalismo independentista.

Continuar leyendo